viernes, 22 de julio de 2011

EL GRAN SALTO

En algún momento, si por alguna ventura,
un ángel, acaricia tus cabellos,
o ese ángel, te susurra a los oídos,
y no lo sintieras o no lo escucharas.
Cuantas veces, el podrá acariciarte,
cuantas veces, el podrá susurrarte,
cuantas veces el podría tocar a tu puerta.
Seguramente, hasta que ya no te susurre
o hasta que ya no te acaricie.
Esfuérzate, pon tu espíritu en sintonía,
pon tu corazón en estado de pureza
pon tu inteligencia en blanco,
deja que en tu ser, transcurra tu espiritualidad.
Y si alguna vez en ese estado,
un ángel, te acaricia tus cabellos,
o un ángel, te susurra a tus oídos.
Descubrirás que estas preparada,
preparada para el salto Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares