lunes, 4 de julio de 2011

TU PRESCENCIA

Como podría imaginar tu figura,
tan inmaculada, tan fértil, tan mujer.
Cuando podría tener en mis brazos,
tu cuerpo esbelto, tu piel de seda.
Cuando podría sentir tu aroma,
aroma de rosas, y de jazmines.
En que momento podría pensarte,
que no fuera en todos mis tiempos.
Cuando llegues a mi, te estaré esperando,
y te recibiré, como la noche al día.
De manera inevitable, mis brazos estarán abiertos,
estarán abiertos a tu llegada.
El tiempo me dice que Tu estarás, que vendrás,
que serás mi ser amado, como siempre te sentí.
No se en que momento será el tiempo, pero ese,
será el instante, en que se desate toda la pasión,
que desencadene el amor que siento por Ti .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares