viernes, 28 de marzo de 2014

CONSIGUIENDO EL PODER MENTAL

Debemos antes de una competencia Nacional o Internacional trabajar en tres aspectos mínimos, pero indispensables: En lo táctico, en la Mente y lo técnico. En lo Táctico, la mejora y la perfección. En la mente, la preparación del trabajo para combatir el estres de la competencia y las emociones. Y en lo táctico, la preparación de todo el trabajo juntando todos los elementos entrenados.
El deportista que quiere atender el Alto Rendimiento, o que quiere alcanzar Su máximo rendimiento, debe cuidar todos los aspectos de su preparación: La técnica (Entrenando Infinitas horas y haciendo incalculables repeticiones), la táctica (planteando estrategias, alternativas, estudiando rivales, diferentes escenarios, (si somos local o visitantes), en la física (en sesiones de entrenamiento intensas, pero cuidando también, la nutrición, la recuperación y el descanso), y finalmente la mente (que nos va a preparar para dar lo mejor de nosotros). Si desatendemos alguno de los aspectos nombrados, difícilmente lograremos un rendimiento acorde a nuestro potencial. Por ello, debemos practicar, y practicar y practicar, para que todo el fruto se vea en disfrutar una gran experiencia deportiva, sacando el mayor provecho de nuestros potenciales.
La parte psicológica, debe ser tratada por un Psicólogo si se ve que uno tiene algún problema que solucionar, esto es como cualquier otra área de la vida, pero debe ser atendida, para tener con todos los aspectos vistos, una mente y un físico sano.
La Fuerza Mental (Mental Strength), es una cualidad a desarrollar, no se trae con nosotros, en la psicología el doctor Jim Loher, especialista en el tema, definió a la Fuerza Mental, como "LA HABILIDAD PARA DESEMPEÑARSE DE MANERA CONSISTENTE, EN EL RANGO SUPERIOR DE SUS TALENTOS Y HABILIDADES, SIN IMPORTAR CUALES SEAN LAS CIRCUNSTANCIAS COMPETITIVAS". Para ello trabajaremos en varios campos: Control, Confianza, Concentración, y Conocimiento de uno mismo.
Las personas con Fuerza Mental, son abiertas, flexibles, imparciales, sensibles y decentes. Pero eso sí, sumamente apasionadas y determinadas. Toleran las críticas, y aprenden de los fracasos, sin sentirse heridas, atacadas, o alteradas, ni ponerse a la defensiva. Saben que si algo salió mal, fue por algo, se acepta y se trabajará para corregir.
Lo importante es que el poder Mental se puede desarrollar, sin importar si se es introvertido o extrovertido, se logra robusteciendo sus componentes, manejando las presiones, conociéndose a sí mismo, manteniendo su motivación, aumentando la concentración, y fundamentalmente manejando el control, siendo este último punto de mucha importancia, dado que se debe manejar, el evitar estar pendiente de lo que tengo para perder o ganar. Es focalizarse en el proceso que lleva a los resultados. Es convertir el trabajo duro y la competición en diversión. Estas son maneras de lograr el control de los pensamientos y las emociones, aceptando que las presiones y la ansiedad son inevitables, y aprender a disfrutar de la sensación de la adrenalina.
Es perverso pensar que mucha gente siempre le da la culpa a situaciones de problemas psicológicos y no hagan nada al respecto. Y peor aún si la culpa es de los demás.
Debo insistir en que debe haber componentes innatos, pero la realidad me cuenta que las habilidades mentales necesarias en el deporte son fundamentalmente  aprendidas, de la misma manera en que se adquieren otras habilidades, es decir, a través del trabajo duro, la repetición y la práctica que siguen al compromiso de mejorar, seguidas por la comprensión y la reflexión necesaria para la práctica de calidad. Por eso se habla de ENTRENAMIENTO DEL PODER METAL, que como cualquier entrenamiento, es un proceso sistemático de adquisición, desarrollo y mantenimiento de capacidades.
Las habilidades mentales aprendidas, al igual que las técnicas y tácticas, no van a soportar la presión si no están muy bien incorporadas. Los viejos hábitos de pensamiento y conducta, van a reaparecer mientras las nuevas destrezas no estén lo suficientemente entrenadas y ensayadas.
Los deportistas mentalmente fuertes se encargan de darles dirección a sus carreras. NO SE QUEDAN AGUARDANDO QUE EL ÉXITO SUCEDA:

¡HACEN QUE EL ÉXITO OCURRA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares